El origen del mundo

26.09.2019

Los mitos relatan la verdad del alma.- Diana Uribe

La mitología nórdica, al igual que las demás mitologías de otras culturas ancestrales, nos provee de una gran variedad de cuentos y mitos, entre ellos el mito sobre el origen del universo, o el mito de la creación. Este mito ha sido siempre un punto importante en culturas como la griega, la egipcia o la japonesa. Todas las culturas han necesitado respuestas a fenómenos complejos de entender y explicar, entre estos fenónemos, la incógnita de cómo y por qué estamos aquí. Una incógnita que lleva ensimismando a la humanidad desde sus comienzos en el raciocinio. 

Podemos hablar del comienzo y del origen del universo como el nacimiento o la construcción del mundo que conocemos, pero realmente para las civilizaciones paganas era mucho más, era el nacimiento, crecimiento y ascensión de sus dioses y héroes, de sus cuentos y mitos. 

El mito nórdico de la creación se encuentra registrado en la primera parte de la Edda Menor de Snorre Sturluson, quien lo escribiera y plasmara en papel allá por el 1220. Esta primera parte de la Edda Menor, llamada Gylfaginning es una narración, a la vez que una descripción del inicio de la mitología y el mundo nórdico. Es esta primera parte la que nos interesa para el artículo de hoy, para hablar en profundidad sobre este inicio, aunque las dos siguientes partes no hay que desmerecerlas tampoco, nos vendrán bien de cara a siguientes artículos. 

El mito de la creación

Al principio, fue el Frío y el Calor. Así comienza la narración del mito sobre la creación del mundo nórdico. Esto puede sonarnos... Si habéis leído alguna vez, o traducido el mito griego del origen del universo, sabréis que comienza así: Primero, existió el Χάος (Caos), luego existió el κόσμος (Kosmos). Recuerda mucho al inicio del mito griego y esto nos puede hacer pensar en las similitudes que podemos llegar a encontrar en muchas civilizaciones, pues todas tienen este principio en común. La dualidad. Frío y calor, hielo y fuego, caos y orden, cielo e infierno, ying y yang, mar y tierra. Ese es el principio de nuestro mundo, la dualidad. 

Así pues, el mito continúa. El frío era Niflheim, un mundo gélido e inhóspito, lleno de oscuridad. El calor por su parte, era el mundo de Muspell, donde se encontraba el eterno calor. De entre estos dos mundos hallamos Ginnungagap, el gran vacío, la nada. En algún momento, el fuego y el hielo de Niflheim y Muspell se unieron, surgiendo así la vida. De esta manera es como surgió el primigenio, Ymir el gigante. Pero también surgió la contraparte, Audumbla, la gigante vaca. Esta parte recuerda también a otros mitos de la creación, como es el caso de Adán y Eva en el cristianismo o Gea y Urano en la mitología griega, o también Izanagi e Izanami en el sintoísmo japonés. 

Se dice que Ymir bebió de la leche de la giganta vaca Audumbla y que de ella nacieron dos gigantes y de sus pies salió un hijo. Con esta unión entre Ymir y Audumbla nacieron los llamados gigantes de escarcha, estos también conocidos como yotes. Este punto es importante puesto que marca el inicio y la ascendencia de los personajes dentro de la mitología nórdica, entendiendo que el primigenio fue Ymir y la primigenia fue Audumbla. La figura de la vaca siempre fue una figura importante dentro de la cultura nórdica y lo traspasaron a su mitología de esta manera. Es de Audumbla de quien nace, sí, ella solita lo engendró lamiendo rocas salinas, el primer hombre, Bure.

Bure, tuvo un hijo llamado Bor, el cual se emparentó con la hija de un gigante de la escarcha, Bestla. De esta unión entre Bor y Bestla nacieron tres hijos: Vile, Ve y Odín. Los hijos de Bor y Bestla comenzaron una encarnizada batalla contra los gigantes y contra Ymir, el primigenio. Dicha guerra, cruenta y larga, acabó cuando Odín y sus hermanos lograron matar a Ymir.

Al desangrarse Ymir, ahogó en su sangre a toda su familia y únicamente se salvó Bergelmir, del cual descienden los trolls, los ogros y los orcos que viven en las montañas. Del cuerpo de Ymir crearon la tierra, de su sangre el mar, de sus huesos las montañas, de su cráneo el cielo, de su cerebro las nubes, de su cabello los bosques y por último, realizaron de sus cejas un muro alrededor del exterior del mundo. Al acabar la tarea de crear la estructura del mundo, surgió de la tierra una raza nueva, la de los enanos.

Odín y sus hermanos utilizaron esta raza fornida y enérgica para terminar de construir el mundo. Así pues, utilizaron a cuatro enanos para repartirlos por todo el mundo, para que de esta manera pudieran sujetar la cúpula del firmamento, es decir, el cráneo de Ymir. Los enanos por tanto representaron los cuatro puntos cardinales: norte, sur, este y oeste. 

El viento surgió de la transformación de un gigante en águila, el cual, se situó en uno de estos puntos cardinales para batir sus alas y así crear el viento. Con la corriente de este viento surgieron las nubes, al esparcirse los sesos del cerebro de Ymir. Aun así, Odín continuó retocando el firmamento, esta vez, recogiendo chispas de Muspellheim, las cuales depositó en el cielo para así, crear las estrellas.

Lo siguiente fue la creación de la Noche y el día, que recayó en los hombros de una madre y su hijo. Noche, hija de un gigante, poseía el cabello negro y la tez oscura. Su hijo, Día, era de cabello dorado y rubio, hermoso y fuerte. Fue a ellos a quien se les encargó que durante doce horas se turnaran para dar luz u oscuridad al mundo.

Una vez terminada la creación del mundo, había que repartirse el pastel y es precisamente eso, lo que hicieron. 

Jotunheim, la tierra de los gigantes fue otorgada a los descendientes del primigenio, Ymir. Los dejaron aislados, temiendo represalias por parte de los gigantes. Midgard, la tierra del medio, fue para los hombres mundanos. Utgardr, el infierno, fue para los demonios. Para los muertos se destinó un lugar debajo de Midgard, Hel. En este lugar se encuentra la isla de Naastrand, la isla de los cadáveres. Aquí es donde se encuentra el drakkar Naifarer Nalfgar, el barco construido con las uñas de los muertos, el cual servirá a las hordas del mal para asaltar Asgard en el Ragnarok. Es curioso mencionar, que esta es la razón por la cual los nórdicos cortaban las uñas a los muertos antes de incinerar los cadáveres. Hoy en día aún se hace.

Por último, se repartió la tierra de Asgard, lugar conocido por ser la morada de los dioses. Elidiré esta parte, ya que me gustaría escribir algo sobre los dioses y ello conlleva hablar, de manera inevitable, de Asgard.

Finalmente, la creación del universo representada en la mitología nórdica es un ejemplo más de la impresionante imaginación de una cultura que, ansiosa de obtener respuestas creó las suyas propias, al igual que otras muchas culturas como la egipcia, la griega o la japonesa.

Espero que os haya gustado mi descripción del mito nórdico, dado que es algo bastante personal y por lo tanto, único. Si os ha gustado me encantaría que me lo hicierais saber, ya sea por nuestras redes sociales como también a través de correo electrónico. Si veo que os ha gustado, haré pronto otro artículo sobre algún mito nórdico, o incluso si queréis, de otras culturas. 

⚡ ¡Skål! 🧙‍♀

¡Aquí también nos podréis encontrar!


PACK DE LOS SUEÑOS

Una baraja para interpretar tus sueños o los de tus seres queridos. Una infusión para relajarte y descansar por la noche. Una amatista en bruto para conseguir paz y calma. *UNIDADES LIMITADAS*

23,95 €

RITUAL DE SAMHAIN

¿Quieres celebrar Samhain? ¿Quieres tener todo lo que necesitas para celebrarlo?  Aquí tienes el pack Ritual de Samhain elaborado por la Alacena de la Bruja. Con este pack tendrás todo lo necesario para festejar Samhain.  ¿Te lo vas a perder? *UNIDADES LIMITADAS*

Desde 19,99 €

EPONA

La vela Epona, tu vela para la protección de tus trabajos mágicos, tu hogar y tu yo interior.

Desde 13,95 €

Ropa y complementos

*Recordad acceder desde el enlace que os dejamos aquí * Aquí podréis encontrar ropa y complementos de todo tipo, totalmente personalizados. Siempre con el sello de la Alacena de la Bruja.  Podréis comprar desde todos los países, envíos INTERNACIONALES.  ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

0,00 €

AVALON

Vela de la meditación Avalon, para acercarnos a nuestra parte más espiritual, a la naturaleza y a los dioses. *LEER DESCRIPCIÓN*

Desde 13,95 €

    Sé el primero en leer nuestras novedades