Imbolc, La fiesta pagana de la Purificación

26.01.2020

Y, en lo más profundo del invierno aprendí que hay dentro de mí, una primavera invencible.

Hoy en día estamos acudiendo a un renacer de la cultura del paganismo. Muchas personas están interesadas en esta cultura antigua y misteriosa, mientras que otras pretenden conectar con las tradiciones que practicaban sus ancestros

En la cultura pagana hay una festividad que sobresale especialmente, Imbolc u Oimelc, una fiesta previa al equinoccio de primavera que mediante la luz y el fuego intenta atraer a la fertilidad. 

¿Qué es Imbolc?

Imbolc, es una antigua festividad celta, celebrada en las diferentes culturas paganas que poblaron Europa. Tiene su simbolismo relacionado con la fertilidad, la purificación y el renacimiento, ya que comienza durante el periodo de la lactancia de las ovejas

No en vano, imbolc, significa "ombligo" en lenguas gaélicas. Cuando se consideraba periodo vacacional en los antiguos reinos duraba una semana aproximadamente. En aquellos tiempos, las festividades servían a los campesinos para reunirse y celebrar ritos para los dioses, que ampararían sus cosechas. También significaban un punto en el camino entre el cambio de estaciones.

Siempre se ha relacionado con fogatas y hogueras para llamar la atención de Brigid, una figura esencial en la fiesta de Imbolc, en algunas regiones. Los fuegos sirven además para ahuyentar a los malos espíritus, siempre muy presentes en la mitología celta.

Origen e historia de Imbolc

El origen de esta fiesta es eminentemente celta, aunque se han encontrado similitudes entre prácticas realizadas por diferentes pueblos europeos, en estas fechas de principios de febrero, Imbolc es especialmente única.

Parecida a otras costumbres paganas, la idea de esta festividad era la de honrar a alguna virtud, para atraer su dicha hacia la vida de los creyentes. En esta fiesta los fieles encendían luces y candelas, como impulso para la llegada de la primavera, que calentaría los campos y los vientres

La manera que tenían de resaltar esta fertilidad era honrando a la diosa que poseía las mejores virtudes para esta fecha, Brigid. Esta figura sería adoptada posteriormente por el cristianismo, aunque ya era objeto de culto y devoción en tierras célticas.

¿Qué papel tiene la Diosa Brigid en la festividad?

La diosa celta Brigid, tiene un papel principal en esta fiesta. Las festividades que han perdurado hasta hoy día tienen muy en cuenta su figura.

Brigid era la hija de un sabio celta llamado Dagda "El bueno". Ella era una persona muy influyente y muy sabia. De ella proceden las virtudes de la enseñanza, la sabiduría, la poesía y la curación. Su simbología se relaciona con el fuego y el Sol, dos elementos candentes que están presentes en esta celebración.

El culto hacia esta divinidad fue difícil de borrar por parte de los evangelizadores católicos, que reescribieron la historia para que Brigid pasara a ser Santa Brígida. Esta nueva santa gozaría de la aceptación de la autoridad eclesiástica y sirvió para unir las creencias de ambas culturas. 

Del mismo modo que Brigid tiene estatus de diosa entre las costumbres paganas y neopaganas, Santa Brígida acabaría incorporada en el calendario católico. De este modo se le considera la segunda patrona de la isla de Irlanda

Desde Imbolc hasta la Candelaria

Siempre ha habido una serie de festividades que servían de transición entre el invierno y la primavera. Estas fiestas, además, tenían el nexo en común de la fertilidad, tanto de las mujeres como de la tierra. Así encontramos que, no solo Imbolc, sino también, la Fiesta de las Flores en Roma, que honraba a Proserpina seguían este mismo patrón.

Las viejas festividades judías también entendían que tras el periodo, la mujer debía permanecer unos días retirada, descansando. Tras esta espera, su cuerpo volvía a florecer y podría de nuevo quedarse embarazada. Esta costumbre existía también en regiones alejadas de la cultura judeocristiana. En estas zonas se vinculaba además con la fertilidad de la tierra, como hemos visto anteriormente.

¿Cómo surgió la Candelaria?

La Candelaria es por tanto una festividad que se relaciona en el cristianismo con la purificación. La candela o vela proviene de la recompensa que una viuda agradecida dio a San Blas. En agradecimiento por una ayuda prestada, esta mujer entregó a San Blas en su cautiverio: una hogaza de pan, varias partes de un cerdo y una vela. De ahí proceden estas costumbres que se celebran el 2 de febrero.

La festividad de Imbolc hoy en día

Hoy en día, Imbolc, sigue estando presente con su nombre e historia original en los diferentes condados de Irlanda, Escocia y partes de Gales. Se repiten tradiciones vinculadas a la tierra y a las ofrendas en las que se bebe y se come, pensando siempre en la patrona Brigid, que debe bendecir a las familias. Es incluso frecuente que algunas familias elijan a una Brigid de la familia, que hará las tareas de patrona. 

Sin embargo, como hemos visto antes, tras la cristianización de Europa, la fiesta adoptó un carácter diferente. Esto ayudó a crear la fiesta de la Candelaria, que, como su nombre indica, tiene un apartado relacionado con el fuego. 

Esta tradición tiene seguimiento entre las diferentes hermandades y congregaciones de la cultura católica. También ha sido adoptada esta fecha como uno de los Sabbat que constituyen la rueda del año para los wiccanos y wiccanas. 

Cómo celebrarla

Esta fiesta se puede celebrar tanto adscribiéndonos a una comunidad que la vaya a celebrar, como celebrándola solos. Sea cual fuere nuestra opción, estaremos conectando con esta cultura antigua y sus costumbres druídicas

Podremos purificar con especias la casa y los altares. También es costumbre dejar velas por toda la casa, manteniéndolas encendidas hasta al amanecer. Es un momento de agradecimiento hacia las semillas que hay bajo nuestros pies, para que la vida siga fluyendo. 

Y una de las costumbres, que más siguen perdurando hoy en día, es la de hacer la Cruz de Brigid, un símbolo de protección celta, realizado a mano y normalmente con diferentes materiales tales como, heno, mimbre, madera o cuerdas. Esta Cruz de Brigid se colocaba en la entrada de las casas a modo de protección y prosperidad. Los cuatro brazos de la cruz simbolizan el ciclo de las estaciones o también, las cuatro festividades principales de la Rueda del Año.

Al estar relacionado con la fertilidad, algunas interpretaciones sugieren que es una coyuntura adecuada para buscar pareja

Así pues, la celebración de Imbolc, es algo ancestral que hoy en día podemos seguir disfrutando y viviendo. Es una manera ideal de despedirnos del frío invernal para dar la bienvenida al calor de la primavera. Algunos de sus ritos sirven para perfumar la casa y para establecer nexos con la comunidad, al tiempo que reflexionamos sobre las distintas etapas del año. 

¡Gracias por leer nuestro artículo de Imbolc!

¡Feliz Imbolc!


¿Te ha gustado? Compártelo con tu familia y amigos a través de redes sociales y etiquétanos.


¿Necesitas consejo?

¡Entra y descubre nuestro nuevo servicio de tiradas y consejos del Oráculo!


      ¡Aquí también nos podréis encontrar!


      Sé el primero en leer nuestras novedades