Yule, La fiesta pagana del Solsticio de Invierno

18.12.2019

¡Se acerca Yule!

¿Sabías que la Navidad ya se celebraba en tiempos del paganismo y que originariamente se llamaba Yule

Antes de que la religión cristiana se extendiese por Europa, eran numerosas las culturas que celebraban el comienzo del Solsticio de Invierno y el comienzo de la época en la que se alargaban los días. Este tipo de celebraciones venían acompañadas de ritos relacionados, en su mayor parte, con la naturaleza y las creencias esotéricas. 

El hogar
El hogar

¿Qué es Yule?

Yule es una celebración originaria de Escandinavia. Esta fiesta giraba en torno a la fertilidad, el hogar y la familia. En el mismo evento se juntaban la celebración de los días cada vez más largos con el recuerdo de los ancestros y los amigos ausentes. De manera similar a la actual celebración de la Navidad, las reuniones familiares, la comida en abundancia, el esplendor y la hospitalidad hacia el prójimo eran algunos de los pilares sobre los que se asentaban los ritos. 

La celebración del Solsticio de Invierno duraba 12 días, del 21 de diciembre al día 1 de enero, y simbolizaba el final de la oscuridad y el triunfo de la vida sobre la muerte. Comenzaba con una vigilia el día 21, la noche más larga del año, que posteriormente daba lugar a otros rituales. 

El origen de Yule y el solsticio de invierno

El origen de esta celebración es vikingo, aunque también era popular entre los pueblos germánicos, donde se la conocía con el nombre de Yule, Yuletide o Jul (nombre con el que sigue conservándose en Dinamarca). 

Si pensamos en la deficiencia de horas de Sol en estos países, podemos comprender cómo la celebración de la llegada de los días más largos puede suponer un gran motivo de celebración. 

La fiesta pagana del fin del Solsticio de Invierno era considerada como un periodo de descanso, el final del ciclo del trabajo en el campo o el final del año. En consecuencia la fertilidad tenía una gran relevancia en los rituales, donde se pedía la prosperidad al año que empezaba en forma de buenas cosechas. 

Como en la mayoría de tradiciones vikingas, las celebraciones comenzaban con el sacrificio de una cabra, presumiblemente en honor de los dioses Thor y Frey. Posteriormente se celebraba un gran banquete donde se compartía en familia la comida y los animales sacrificados. 

Otra tradición era la de guardar un leño hasta el año siguiente, que posteriormente se dejaría arder 12 horas durante el banquete hasta que llegase el amanecer. Este Yule log o tronco de Yule sería la versión invernal de las hogueras de San Juan, ya que el fuego de esta hoguera serviría para ahuyentar a los malos espíritus. Las cenizas restantes se esparcían por las cosechas y por las esquinas de la casa para atraer la abundancia. 

Yule en las diferentes culturas paganas

No obstante, Yule no es la única celebración pagana que se celebraba en estas fechas, sino que la llegada del invierno se ha conmemorado en numerosas culturas y civilizaciones. Un ejemplo de otra celebración pagana es la Saturnalia romana, que se celebraba entre el 17 y el 25 de diciembre para celebrar la llegada del invierno. 

Estas celebraciones del año nuevo solar son comunes en culturas cercanas y remotas donde, pese a que la ejecución de los ritos suele ser diferente, el significado es similar. Algunos ejemplos son: el Amaterasu japonés que celebra el resurgimiento de la diosa Sol, el festival DōngZhì que se celebra en países de Asia oriental como China, Corea o Vietnam.

Pese a que no han llegado a la actualidad con nombre propio, en España también existen numerosas costumbres paganas que se celebran desde la antigüedad, como son el Olentzero del País Vasco o el Apalpador gallego. 

Cómo se convirtió en la Navidad cristiana

Otro dato curioso relacionado con esta fesitividad, es su relación con la Navidad Cristiana. Esta no se ha celebrado siempre el 25 de diciembre. De hecho, la propia Iglesia reconoce que no hay evidencias del nacimiento de Jesucristo en este mes y algunos datos de la Biblia hacen dudar que así fuese. Dos ejemplos son cuando el texto indica que los pastores dormían al raso con el ganado la noche en la que nació Jesús, o que María y José iban camino a Belén para registrarse en el censo romano. 

Es poco probable que estos dos eventos sucediesen en diciembre, ya que en esta época los censos no tenían lugar y el ganado dormía a cubierto por el intenso frío y las heladas. Es en época de Constantino I cuando, con el fin de convertir al mayor número de paganos posibles, se sitúa la celebración de la Navidad el 25 de Diciembre, fecha que ya era sagrada en el calendario pagano. De esta forma se hacía coincidir el nacimiento del dios Sol con el nacimiento del hijo de Dios. 

¿Curioso, no creéis? 

Yule en la actualidad

En la actualidad muchas de las tradiciones navideñas provienen de esta celebración vikinga. Los árboles de Navidad son una de esas tradiciones, ya que en los rituales nórdicos colocaban un árbol perenne decorado en el interior de las casas representando al árbol de la vida. 

Otra de las tradiciones y creencias actuales relacionadas con la festividad pagana nórdica es la de Santa Klaus. Antes de que se popularizase la creencia de este mítico personaje, las tradiciones precristianas hablaban del dios Odín y de sus dos cuervos recorriendo los cielos a lomos de caballos de ocho patas espantando a los malos espíritus. Decía la tradición que quienes dejasen heno para dar de comer a los caballos recibirían una recompensa en el futuro. 

Formas de celebrar Yule en la actualidad

En la actualidad existen multitud de rituales para dar la bienvenida al solsticio de invierno. Uno de los preferidos es guardar vigilia en la noche del 21 de diciembre con amigos y familiares para dar la bienvenida al nuevo año solar. 

Otro ritual, el de quemar un leño durante 12 horas y esparcir sus cenizas por la casa para purificar el ambiente será un ritual perfecto con el que acompañar la vigilia. Además, en Suecia construyen una cabra de paja que queman esa misma noche. 

Existen más rituales de Yule, como el que os propusimos desde la Alacena de la Bruja para que pudierais celebrar por todo lo alto esta festividad. Si sabéis más formas de celebrar Yule no dudéis en compartirlo con todos nosotros.

Y, también, si os ha gustado el artículo compartidlo a través de las redes sociales y etiquetadnos para que podamos verlo!


¡Feliz Yule a todos! 



¡Aquí también nos podréis encontrar!


CURSO DE TAROT

Inscripciones abiertas para el Curso en Diferido. ¡Las clases comienzan en junio! ¡No te quedes sin tu plaza! ¿Te lo vas a perder? Precio en Pesos Argentinos: 7286,75 (con Descuento) Precio en Pesos Mexicanos: 2705,05 (con Descuento) Precio en Pesos Chilenos: 91321,66 (con Descuento)

99,99 € 125,00 €

PÉNDULOS

 Ya tenemos STOCK de todos los Péndulos y novedades interesantes. ¡¡¡Péndulos de Ojo de Tigre!!! ¡UNIDADES LIMITADAS! 

12,95 €

CURSO DE BRUJERÍA

Precio en Pesos Argentinos: 7286,75 (con Descuento) Precio en Pesos Mexicanos: 2705,05 (con Descuento) Precio en Pesos Chilenos: 91321,66 (con Descuento) Impuestos incluidos.

125,00 €

CURSO DE PAGANISMO

Precio en Pesos Argentinos: 6275,31 (con Descuento) Precio en Pesos Mexicanos: 2325,49 (con Descuento) Precio en Pesos Chilenos: 78510,73 (con Descuento) Impuestos incluidos.

109,99 €

    Sé el primero en leer nuestras novedades